El clásico del Sur se vivió y se jugó con los dientes apretados, al límite. Lo ganó Banfield en el juego, pero también con la puerta fuerte. A los 25 minutos del segundo tiempo se hizo carne con la tremenda falta de Matheu a José Luis Gómez. El árbitro Echenique no dudó y directamente le mostró la roja al defensor del Taladro, que se quedaba con diez al igual que su rival, que minutos antes había sufrido la expulsión de Alejandro Silva.

Una vez terminado el encuentro, un documento fotográfico dejó en evidencia cómo le quedó la pierna derecha al lateral Granate, en lo que fue la jugada más violenta del fin de semana.

zzzzzzzzzzgomez