[VIDEO] Sebastián Sosa dio un show de atajadas y fue la única atracción del aburrido 0-0 que disputaron Rosario Central y Vélez en Arroyito. Con actuaciones muy malas, ambos equipos evidenciaron los pobres momentos futbolísticos que atraviesan.

Golpes de realidad fueron los que se dieron canallas y fortineros en el 0-0 que la noche rosarina le aportó al fin de semana deportivo. De realidades que están lejos de los deseos de sus técnicos y que se juntaron para dar como resultado un partido aburrido y chato desde lo futbolístico. El irregular andar del equipo dirigido por Miguel Ángel Russo, que tuvo como único punto alto en este torneo la victoria en el clásico ante Newell’s hace algunas fechas, confluyó con las seis derrotas consecutivas que cosechó el equipo del Turu Flores en condición de visitante y generaron 90 minutos de ideas truncas, levemente contrastadas por algunas situaciones de peligro que se encargó de anular la figura del partido, Sebastián Sosa.

El arquero uruguayo fue la única atracción que tuvo un primer tiempo diezmado por las imprecisiones y los pelotazos. Los equipos se prestaban la pelota y no lograban concretar una vía colectiva que les permitiera tener la profundidad necesaria para peligrar en el arco de enfrente. Recién a los 30 minutos, en lo que fue la primer llegada clara del partido, Sosa le tapó un tremendo cabezazo a Jonás Aguirre y le negó la apertura del marcador a Central. A partir de esa situación, el equipo de Russo se animó y empezó a empujar a Vélez contra su arco, pero se volvió a topar con la brillante respuesta del arquero velezano, quien cuando moría el primer tiempo voló y con una atajada fenomenal le impidió el grito de gol a Fernando Barrientos.

Ya en el complemento, ambos equipos salieron con un poco más de convicción y en los primeros minutos el partido atravesó su mejor momento. Vélez llegó por primera vez al arco de Caranta a través de Asad, pero el juvenil no estuvo preciso en el mano a mano y el arquero contuvo sin problemas. Central, que en el balance general fue un poco más que el Fortín, reaccionó y respondió. Primero, Alejandro Donatti cabeceó solo en el centro del área pero se topó con la respuesta de Sosa, minutos después, como si la soberbia actuación del uruguayo no hubiese sido suficiente, Valencia remató cruzado y el arquero volvió a responder de forma estupenda, manteniendo así el encuentro sin goles.

De esta manera, Vélez acumuló su séptimo partido consecutivo sin conocer la victoria fuera de casa y quedó matemáticamente fuera de la pelea por el campeonato. Mientras que Central, que no gana desde el clásico rosarino y se ubica en los últimos puestos de la tabla de posiciones, deberá cambiar el chip para ya pensar en la semifinal de la Copa Argentina que jugará el próximo miércoles ante Argentinos Juniors.

Sosa la rompió

Foto: Clarin.com