El entrenador de Tigre, Cristian Ledesma, se mostró “preocupado porque los malos arbitrajes en contra del equipo se vienen repitiendo demasiado seguido”, al analizar la tarea de Fernando Rapallini, que convalidó un gol en offside de Silvio Romero en el empate 1 a 1 ante Independiente.
“Y en lo futbolístico, lo que nosotros necesitamos es que los delanteros empiecen a convertir como hoy lo hizo Federico González”, amplió el entrenador. También aseguró que “dominó como en los últimos partidos. Pero nos falta tranquilidad para el último pase, aunque estoy tranquilo porque eso se puede trabajar”.
“Y la verdad es que a propósito de eso, la pelota que le quedó al “Chino” Luna sobre el final hubiese sido el broche perfecto de la noche”, completó Ledesma.