Lisandro López se convirtió en uno de los siete refuerzos que incorporó Boca para afrontar la temporada. El defensor tuvo un entrenamiento y fue titular en la victoria ante Godoy Cruz. Este martes, el ex Arsenal fue presentado en la Bombonera con todas las incorporaciones que realizó el Xeneize.

Sobre su llegada a Boca y un posible llamado a la Selección Argentina, López expresó: “Quiero hacer las cosas bien para ayudar a Boca a estar en lo más alto posible. Estoy en uno de los clubes más grandes y es una linda vidriera. Uno tiene la ilusión de la Selección”, apuntó.

Con respecto a su año futbolístico en el 2018, contó: “Jugué poco. En enero llegué al Inter muy bien, pero en seis meses tenía centrales muy completos. Siempre estuve al cien por ciento para jugar, pero me faltó la oportunidad para poder demostrar. Desde junio para adelante, llegué al Genoa y tuve dos lesiones”.

“Muy feliz por venir a Boca, por el primer partido con la camiseta de Boca. Muy contento en estos pocos días. Era lo que imaginaba y me sorprendió para bien todo. Lo disfruté al máximo. Con mucha responsabilidad por el escudo que uno está defendiendo. El domingo me sentí bien, un clima muy lindo con la gente, un clima muy positivo”, manifestó el defensor sobre su debut.

Por último, se refirió al mundo Boca: “No se conoce de un día para otro. A medida que pasen los meses, me voy a ir adaptando a lo que es el mundo Boca. No es fácil porque estás defendiendo una institución muy grande y la responsabilidad es muy grande también”, cerró.