Boca continúa con su pretemporada en Ezeiza y ya palpita lo que se viene en el 2020, año que contará con varias competencias. El equipo sigue trabajando bajo la dirección de Miguel Ángel Russo, quien tendrá su segundo ciclo en el club y de a poco le da forma al equipo, según lo indicó Lisandro Lopez.

El defensor del Xeneize, una de las piezas claves en el 2019, habló en conferencia de prensa y analizó todo lo que se ha entrenado en la primera parte de esta preparación. “Se trabajó doble turno todos los días. Fue duro, sabemos que no tenemos mucho tiempo, así que el Míster intenta que hagamos entrenamientos completos, con trabajo físico y táctico. Los objetivos nuestros son claros”, indicó.

Luego, el ex Benfica agregó: “Hay que trabajar duro para mejorar las cosas malas que hicimos el torneo pasado. Sabemos que estamos en deuda desde lo futbolístico, por eso estamos trabajando mucho en eso. Muchos partidos que hemos perdido fue porque no jugamos bien al fútbol. Y muchos que hemos ganado tampoco los ganamos jugando bien. Por eso digo que es la deuda que tenemos”.

Por último, se refirió a la salida de Daniele De Rossi: “fue triste para nosotros. Daniele es la humildad de los grandes. Siempre le cuento eso a mis amigos, parecía un nene de lo contento que estaba de estar en Boca. Era el primero en llegar y el último en irse. Preguntaba todo, quería saber todo. Se nos fue un gran jugador. Le deseo lo mejor para él y para toda su familia”.