Volvió Racing, volvió la confianza y con goleada incluida. Después de dos partidos con la suerte en contra (derrota contra River y empate agónico con Corinthians), el 3-0 a Godoy Cruz abrió una puerta repleta de oxígeno en el seno del plantel. Lisandro López, como figura y capitán, mostró el desahogo que reinó en el Estadio Presidente Perón: “Es una victoria importantísima para seguir en la punta. Dimos una muestra de carácter. Ya la habíamos dado en San Pablo, el equipo se comportó de una manera extraordinaria dentro de la cancha”.

Solamente restan seis fechas para conocer al campeón de la Superliga y el delantero sabe que van por el camino correcto, pese a que algún equipo puede dar la sorpresa y meterse en la discusión: “El equipo mostró personalidad dentro de la cancha. Por momentos se dio un gran fútbol y fuimos contundentes. Lo anímico es súper importante, porque seguimos en la punta del campeonato, peleando con Defensa. Y por ahí algún otro que se pueda sumar, vamos a ver…”

Con la mente enfocada en el duelo estelar de la localidad, este sábado desde las 21.30, manifestó su parecer acerca de las vivencias que deja cada previa y cada objetivo partido a partido. “Lo vivo como todas las semanas, es una final más para nosotros. Es un clásico, y es muy importante para la gente y para la institución. Vamos a ir a jugar con todo. Esperemos que se dé un buen resultado para nosotros, para poder regalarle una linda alegría a la gente”, concluyó emocionado.