Los finales felices son envidiables, pero no dejan de ser finales. Aún así, el pesar por tener que alejarse de las canchas se ve compensado por el cariño que demuestran colegas cada vez que un futbolista dice basta. Y si el que envía buenos augurios es Lionel Messi, el sueño es completamente valedero.

Fernando Gago, hasta entonces en Vélez, anunció su despedida a los 34 años, el pasado martes, después de pelear contra distintas lesiones graves que amenazaron con privarle el adiós dentro de un campo de juego.

Por otro lado, Javier Mascherano sorprendió en conferencia de prensa con un mensaje inesperado: colgó los botines a los 36 años tras la derrota 1-0 de Estudiantes a manos de Argentinos Juniors.

La “Pulga”, el “Jefecito” y “Pintita” fueron campeones olímpicos en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 y subcampeones del Mundial de Brasil 2014. También compartieron el plantel que obtuvo el segundo puesto en las Copas América de Venezuela 2007 y Chile 2015.

El vínculo entre el capitán de la Selección Argentina y el ex River se afianzó aún más con el éxito en Barcelona, a partir de la conquista de 19 títulos que incluyen, entre otros, Champions League y Mundial de Clubes en 2011 y 2015.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Leo Messi (@leomessi)