La actualidad política y deportiva de Barcelona no es la deseada, incluso la performance de Lionel Messi tambalea partido a partido. Entre resultados pobres y falta de respuestas, llegaron las lesiones que condicionan al plantel.

El último en ingresar a la enfermería fue Gerard Piqué, producto de “un esguince de grado 3 en el ligamento lateral interno con lesión parcial del ligamento cruzado” que lo marginará de las competencias desde tres a seis meses.

Lo curioso es que Eduardo Inda, periodista de “El Chiringuito”, dio a entender que el club se había comunicado con Javier Mascherano para reemplazar a su ex compañero. Rápidamente, en Twitter le solicitaron que desmienta la información y se lo tomó de la mejor manera.

Según informó José Álvarez, corresponsal del mismo programa español, el nombre en mente que generó mucha sorpresa es Ezequiel Garay, quien se encuentra sin equipo después de abandonar Valencia y podría arribar con el pase en su poder.