Luego de obtener el Preolímpico Sub 23 y el pasaje a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, la Selección Argentina regresó al país el pasado martes. A pesar de no continuar en Boca, Alexis Mac Allister viajó con la delegación nacional y en las próximas horas se iría a Inglaterra. El volante continuará su carrera en el Brighton de Inglaterra, a pesar de que todavía tenía seis mes más en el Xeneize.

“El día que me llama Riquelme él estaba enojado por algunas cosas, me comunica que mi papá (también representante del futbolista) había hablado mucho con él y que quería hacer el nexo entre los ingleses y el club, ya que los ingleses habían pagado 10 millones de euros y Boca no había respondido ni un mail. Es algo lógico, respeto”, comenzó el jugador en diálogo con Fox Sports.

Además, dio más detalles de su salida: “Yo a Riquelme le dije que quería quedarme en Boca y él me dice ‘está perfecto que te quieras quedar’, ya que era un jugador que les podía servir. A las horas de esa conversación, me entero que Boca manda un mail a los ingleses diciendo que yo no iba a ir a Inglaterra por tal cosa, pero que si Brighton ponía un millón de dolares, ellos (en referencia al Xeneize) me liberaban. Entonces ahí sentí que no me valoraban o que no era importante y que no querían me quedara si no que querían un poco más de plata. Hablé todo esto con mi familia y fue lo que me llevó a tomar la decisión”, subrayó.

Respecto de su temprana salida de Boca, Mac Allister señaló: “Yo no sé si Ameal sabe que yo le dije a Riquelme que me quería quedar. En segundo lugar, yo escuché decir a Ameal que a Boca no le quedó ni un peso de esta situación, cuando le pidieron un millón de dólares y el club inglés se lo dio. Es todo política”, admitió. Luego, agregó: “Yo no quiero entrar en política, es algo que no me gusta, yo quiero jugar al fútbol. Vine a Boca porque quería cuando tenía una oferta para ganar dos millones de dólares en Rusia, entonces a mí no me pueden venir a decir que me voy por la plata. Me estoy yendo a la Premier League también, yo tomé la decisión de irme, me hago cargo, pero no me hago cargo de las formas en que se hicieron las cosas”, sentenció.

“Mi llegada a Boca se dio demasiado rápido, hasta la gente de mi entorno me decía que fuera a Independiente. Todos saben por qué tomé la decisión y salió de la mejor manera, jugué muchos partidos, me tocó ir a la Selección. Me voy muy contento de mi paso por Boca”, resaltó. Y finalizó aclarando: “Ojalá me toque volver algún día y por eso no quiero irme mal, pero hay cosas que no me cierran. Boca es mucho más grande de lo que pensaba desde afuera. Si ellos me quieren, sé que voy a volver”, cerró.