San Lorenzo se prepara para afrontar el clásico del sábado ante Boca, que justamente le arrebató la punta del campeonato el fin de semana pasado, y Juan Antonio Pizzi tiene una preocupación mayor con el armado del equipo ya que Fabricio Coloccini se resintió de su lesión y es duda.

El defensor no jugó frente a Colón por una molestia en el isquiotibial izquierdo y en la práctica del martes debió salir antes de tiempo, porque volvió a resentirse en la zona.

La idea del cuerpo técnico del Ciclón será seguir probando al defensor en los próximos días, aunque suena difícil que llegue a recuperarse. En ese contexto, Vergini sería su reemplazante.