Independiente comenzó el martes con un pésima noticia: Leandro Fernández sufrió la rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda y no podrá jugar hasta el año que viene.

El delantero se lesionó el pasado sábado, en la derrota del Rojo ante Unión, y el diagnótico clínico posterior concluyó en lo que nadie esperaba. Fernández ya había tenido una experiencia similar hace un par de años, pero en la otra rodilla.

Pensando en la Copa Libertadores o en la próxima Superliga, el club podrá incorporar un jugador más.