A raíz de la lesión de Lautaro Chávez el Lobo platense puede incorporar un atacante más, y en ese sentido desde la llegada de Diego Maradona sumar goles y experiencia en el puesto es prioritario.

El último apellido que surgió es de Enrique Triverio, pero por ahora la dirigencia del Tripero no logró su salida de Querétaro. Sin dudas la traba que impide la llegada del exatacante de Unión pasa por lo económico.

La rotura del ligamento cruzado anterior y el menisco de la rodilla izquierda de Chávez abrió un cupo que por ahora el Lobo no lograr cubrir pese a los contactos que se hicieron po Gonzalo Bergessio, Javier Toledo y Lucas Barrios.