A tres meses de asumir la nueva dirigencia, Boca logró conquistar la Superliga Argentina. En la última jornada, el Xeneize derrotó a Gimnasia y Esgrima La Plata, y superó por un punto a River (igualó ante Atlético Tucumán). Con respecto a la definición del certamen local, Alberto José Márcico dialogó con el diario Olé y dio sus sensaciones.

“El campeonato es ciento por ciento de Riquelme. Por el cambio profundo que hubo. Por él se ganó las elecciones y por él se puso a Russo como DT. La dirigencia hizo cosas a nivel social y le dio la mano derecha a Román, al Chelo Delgado, a Cascini y al Patrón Bermúdez, quienes hicieron muy bien todo lo futbolístico. Ellos quieren un equipo que juegue bien y meta. Por eso eligieron a este técnico”, comenzó el ex jugador del Xeneize.

Respecto de la llegada de Miguel Ángel Russo, el Beto señaló: “Hubo un cambió enorme: Fabra y Villa son titulares. Pol Fernández le hace muy bien al resto. Encontramos un equipo mucho más rápido, tanto por los de afuera como por Campuzano. Eso favoreció al emblema de Boca que es Carlitos Tevez. Este es el verdadero Carlitos que Boca necesitaba”, indicó.

“Es un gran técnico, pero dice que llegó a Boca con 52 años y se fue con 83. No le encontró la vuelta y sufrió a Boca. A Boca se lo tiene que disfrutar, no sufrir”, disparó Márcico sobre Gustavo Alfaro.

Consultado por la definición de la Superliga conquistada por Boca, sostuvo: “Fue como dijo Carlitos, que River no la iba a tener fácil y tuvo razón. Boca hizo su trabajo y ganó. Pero cerrar un campeonato nunca es fácil, para ninguno. La presión fue mucha. Podés decir que River estaba acostumbrado a estos tipos de partidos pero ojo que los mano a mano fueron muy parejos y los ganó por poco, a veces siendo superado”, subrayó.

Para finalizar, agregó: “Cuando todos daban por candidato a River, Boca hizo su trabajo. Yo creía que River perdía puntos en La Plata y en Tucumán, empatando porque nunca lo veía perdiendo. En La Plata no se dio pero Defensa y Justicia hizo un partidazo en la cancha de River”, cerró el ídolo del Xeneize.