El arquero Marcós Díaz decidió que no volverá a Huracán. El presidente, Alejandro Nadur, había prometido pagarle un sueldo similar a los que pagan los clubes del exterior y también había intentado seducirlo el entrenador, Israel Damonte. Pero el exarquero de Boca buscará seguir su carrera afuera del país.

“La idea es poder irme a atajar afuera, jugar en otra liga. Estoy esperando que se pueda concretar eso. Hablé con Damonte y entiende mi situación por lo que yo había declarado en su momento. Compartió plantel conmigo un año y sabe cómo pienso. El hincha no sabe muchas cosas que pasé. Busco tranquilidad”, aseguró en diálogo con el programa Por Siempre Globo.

También agradeció a los hinchas del Globo por el cariño que recibió mientras atajó en el club “El club me dio la posibilidad de crecer mucho en lo futbolístico y le agradezco estar hoy donde estoy así como el reconocimiento de los hinchas”, finalizó.

Díaz tiene 34 años y quedó con el pase en su poder el 30 de junio, cuando venció su contrato con Boca. Tras descartar su regreso a Huracán, cobra fuerza la posibilidad de que su futuro esté en Leganés de España, equipo que lucha por mantener la categoría.