Corren los días y con el parate en el fútbol argentino, los clubes van diagramando algunas cuestiones de cara al futuro. Se sabe de antemano que dentro de unas semanas finaliza el vínculo contractual de muchísimos jugadores y en Boca ya tomaron una decisión al respecto con uno de sus jugadores.

Anteriormente se dio a conocer la salida de Nahuel Molina Lucero, quien se marcha en condición de libre, y de Junior Alonso, quien pidió a la dirigencia que no ejecute la opción de compra. Sumado a ellos dos se confirmó la partida da Marcos Díaz, ya que la comisión directiva no renovará su contrato que finaliza el 30 de junio.

El ex arquero de Huracán llegó al Xeneize a principios de 2019 con Gustavo Alfaro como entrenador y durante sus 18 meses en el club, contó con un puñado de partidos. El experimentado guardametas tuvo buenas actuaciones en los primeros partidos de este año y puntualizando en su futuro, Leganés lo tiene en sus planes para incorporarlo en la próxima temporada.

Con respecto a los motivos de su no renovación, la traba además de lo económico pasa por otras cuestiones ya que debe regresar Agustín Rossi, quien se encontraba cedido a Lanús. Sumado a esto, tanto Andrada como Rossi podrían emigrar y allí aparece otro nombre como el de Javier García quien podría convertirse en una alternativa para el conjunto azul y oro.