En los próximos días, Ignacio Scocco deberá decidir su futuro futbolístico. El 30 de junio, se le vence el contrato con River, y el delantero analiza dos posibilidades concretas: la renovación de su vínculo con el Millonario o su vuelta a Newell’s. Maximiliano Rodríguez, ídolo del conjunto rosarino, habló sobre la chance de ver al delantero en la Lepra.

“Hablamos con Nacho, tenemos una linda amistad. Ya queda poco para que tome la decisión, él ya sabe todo lo que lo necesitamos acá. La gente de River también lo necesita y quiere que se quede allá. Pero bueno, esperamos que la decisión sea volver a casa, que es la casa de él también, lo vamos a estar esperando”, comenzó Maxi en dialogó mano a mano con TNT Sports en un live de Instagram.

Luego, explicó: “Pero como decíamos antes, él está instalado con su familia en Buenos Aires. Lo han tratado muy bien. Estará pensando todos los días cuál va a ser la decisión, pero tratamos de no volverlo loco. Si es otro compañero que no conoce el club, por ahí le tenemos que explicar más lo que es esto, si es que viene de afuera. Pero Nacho ya conoce al club, conoce todo”, remarcó el capitán del conjunto rosarino.

En otro orden, fue consultado por el vínculo con Lionel Messi y subrayó: “Es impresionante lo que evolucionó Messi desde que lo conocí, es una locura. Me tocó conocerlo desde que debutó contra Espanyol. Un pibe de Rosario, chiquito. Y todo lo que es hoy, lo que fue creciendo. Es el mejor jugador del mundo, todo lo que eso conlleva y él es una persona tan simple, tan sencilla. Todo el mundo te pregunta por él y uno lo vive con naturaleza porque lo conozco hace mucho. Sorprende esa magnitud”, puntualizó.

Por último, se refirió a las posibilidades de ver a Messi en Newell’s: “A veces uno se pone a pensar si se llega a poner esta camiseta. Es difícil pensar todo eso, le pasó a Diego (Maradona) cuando vino acá. Son decisiones personales, muy difíciles, porque hay muchas cosas atrás de eso. Son decisiones que lo hablás mucho con la familia, porque los nenes se tienen que acostumbrar. No es sencillo”, cerró el volante.