El presente de Vélez dista de ser el mejor ya que luego de un comienzo prometedor en el torneo, acumula cuatro derrotas seguidas y el promedio acecha. Sin embargo, esto no dejó que clubes europeos posen sus ojos en los juveniles del Fortín, como es el caso de Maximiliano Romero.

El delantero de 18 y cuatro goles en la Superliga es pretendido por el Stuttgart alemán, que ofertó la suma de 10 millones de dólares. La clausula que tiene Romero en su contrato es por 12. La nueva dirigencia, encabezada por Sergio Rapisarda, está al tanto y en los próximos días evaluará qué hacer.