El mal presente futbolístico de Vélez, que tiene 27 unidades en 28 partidos jugados, preocupa a los hinchas y también a algunos exfutbolistas de la institución. Es el caso de Lucas Castromán, quien tuvo dos pasos por el Fortín y en ambos se consagró campeón. El delantero, que no juega al fútbol desde el 2010, avisó que está con ganas de volver para dar una mano.

“Viendo la actualidad de Vélez me dan ganas de volver a jugar para darle una mano al club. Se tienen que dar varios hechos, es un largo camino, pero quiero volver. No lo hago por dinero, sino para ayudar”, dijo en diálogo con TyC Sports.

“Ya les dije a Russo y a Gámez que baje de peso y estoy para ayudar. La parte física es importante, pero mucho más la psicológica. Estoy muy bien de la cabeza. Me encantaría aclarar muchas cosas con Miguel porque es un gran tipo y sé que hubo terceros que hicieron que mi vuelta al club, en distintos momentos, no se diera. Vélez es mi casa y siempre quise volver”, contó el jugador de 35 años. Castromán debutó en el Fortín en 1998, año en el que salió campeón, y en 2001 emigró al Lazio de Italia.

Luego de un paso por Udinese, volvió a la institución de Liniers en 2004, donde jugó hasta 2007 y volvió a coronarse en el 2005. Después de su segundo ciclo, el delantero jugó en América de México, Boca y Racing, club en el que se retiró en 2010. Ya avisó públicamente que quiere volver, ¿vestirá la V azulada el año que viene?