Una de las novelas del pasado libro de pases tuvo su cierre. Cuando el desembarco de Maximiliano Meza en Avellaneda estaba al caer, el pase se cayó en medio de una polémica entre Gustavo Alfaro y la dirigencia de Gimnasia La Plata. Luego, cuando ya estaba definido que siguiera en el Lobo, Milito presionó y el Rojo mejoró la oferta, para que el volante arribara a Independiente.

Finalmente, al entrenador del Rojo le llegó el refuerzo que tanto anhelaba para remplazar al lesionado Leandro Fernández. El volante surgido de Gimnasia y Esgrima de La Plata pasó la revisión médica y, esta mañana, firmó su contrato que lo une por cuatro años con la institución de Avellaneda.

Maxi Meza, que ya posó con la camiseta de su nuevo club para oficializar su llegada a través de las redes sociales, estará bajo las órdenes del Mariscal a partir de este martes. Lo único que queda por resolver es su inclusión en la lista de buena fe para la Copa Sudamericana, y por lo tanto, habrá que esperar hasta último momento para saber si estará presente el próximo miércoles, cuando Independiente reciba a Chapecoense, de Brasil.