San Lorenzo consiguió en el Nuevo Gasómetro un agónico empate 1-1 ante Gimnasia, por la fecha 24 de la Superliga, aunque sigue sin ganar como local hace rato.

El conjunto de Almirón repitió la tónica de los últimos partidos. Maneja la pelota, como quiere el DT, pero le cuesta ser profundo, dejar mano a mano alguno de sus jugadores. Solo un insólito gol que se perdió Fértoli para destacar. Gimnasia, por su parte, prácticamente no le vio la cara a Monetti.

Sin embargo, el Lobo golpeó primero con la entrada de Jan Carlos Hurtado. Apenas ingresó, el venezolano puso en ventaja a su equipo tras recibir un centro de Tijanovich.

De ahí en más, el partido se jugó en campo de Gimnasia, pero San Lorenzo chocó contra su propia impericia, hasta que en la última, cuando los de Ortiz ya festejaban el triunfo, el pibe Herrera se animó, remató, la pelota se desvió en Coronel y le dio la igualdad al Ciclón, que rescató una unidad, pero sigue en deuda alta.