Antes de fin de mes el Ciclón debe ponerse al día sobre los 500 mil euros que le debe al equipo cafetero, según el reclamo que llegó a Boedo de parte de su par Millonarios.

En cuestión San Lorenzo adeuda las dos primeras cuotas por el extremo Juan Camilo Salazar, quien llegó a principios de año a cambio de 2,5 millones de dólares por el 50% del pase. A priori la operación se iba a realizar en cinco pagos de 500 mil cada seis meses.

Sin embargo los pagos de enero y julio no se reflejaron en las arcas del equipo colombiano y ya advirtieron que iniciarán el reclamo en la FIFA, que incluso podría derivar en la prohibición de incorporar jugadores. Además existe una cláusula que estipula una multa de 2 millones de dólares extra debido a este retraso.