Roberto Monserrat es uno de los históricos jugadores del River que se consagró tricampeón entre 1996 y 1997. En aquel entonces, el entrenador del Millonario era Ramón Díaz. En las últimas horas, el Diablo brindó una entrevista al diario Olé y recordó cómo era la relación entre el plantel de aquellos años y el Pelado.

“Era un tipo creído, pensaba que era el único. Con el paso de los años se dio cuenta de que no fue él quien nos sacó campeones. Se dice que si la relación entre jugadores y DT no es la mejor, se lo puede voltear, pero en ese caso no fue así: teníamos un plantel tremendo y el deseo de ganar cosas y dinero pudo más. Al tiempo lo vimos en la despedida de Ortega y los 25 que estábamos ahí lo incluimos, porque somos grandes personas. Comió con nosotros, cosa que no pasaba antes”, comenzó el exjugador.

Además, agregó: “Él pensaba que era el mejor de todos y no era así. Si el equipo no te rinde, por más que seas el mejor del mundo, no va. Después se dio cuenta de que fue el equipo lo que lo llevó a ganar grandes cosas. Nosotros lo hicimos campeón a Ramón”, apuntó. Luego, fue consultado por algún aprendizaje del Pelado: “Ninguno. Aunque ahora que pienso sí me dejó una enseñanza: lo que no hay que hacer. Si el día de mañana me toca dirigir, no voy a hacer todas esas cosas que me molestaron en mi etapa de jugador”, indicó.

Sin embargo, aclaró que no guarda rencor con el DT: “Después de que se fue Francescoli, limpiaba a uno o dos por semana o lo mandaba a Reserva. Al único que no pudo limpiar fue al Negro Astrada, al que vendieron a Brasil. Ahí te das cuenta de su forma de ser. Si lo cruzo en estos momentos, le doy un abrazo. Ya se dio cuenta de que con nosotros falló muchísimo”.

“De lo que he vivido, sí. Después otros dicen La Máquina, el del 86, el de Gallardo. En esos años ganamos cosas espectaculares: nos quedó la Intercontinental”, manifestó Monserrat los mejores equipos del Millonario a lo largo de la historia.

En la Intercontinental de 1996, Juventus venció a River por 1-0. Recordando aquel encuentro, Monserrat afirmó: “El mayor error que creo que cometimos fue haberlos esperado los primeros 20 ó 25 minutos, en donde nosotros desequilibrábamos y sacábamos la diferencia. Tenés que confiar en tu equipo y no pensar de más en el rival. Y el técnico no confió en el equipo que tenía. Le tuvimos mucha precaución. Vos tenés que morir con lo tuyo, confiar en lo que tenés, como hace el Muñeco Gallardo ahor”, finalizó.