La Major League Soccer (MLS) fue una de las principales ligas en reanudar la competición. A raíz del coronavirus en Estados Unidos, los dirigentes tomaron la decisión de concentrar a sus 26 equipos en una misma sede, el complejo deportivo de Disney World. El torneo tuvo un formato particular, empezando en zona de grupos, y actualmente ya se defirieron los cruces de cuartos de final.

Maximiliano Moralez, jugador del New York City, habló con TyC Sports y se refirió a la estadía en Disney: “Solo podemos estar en el hotel, no podemos salir de ahí. Lo más lejos que vamos es a la pileta. La única salida que tenemos es cuando vamos a entrenar Cada dos días nos hacen el hisopado y un día antes del partido”, detalló.

Con respecto a la actuación de su equipo en el certamen, señaló: “Tuvimos una fase de grupos difícil. El conjunto de Guillermo nos dio una mano y entramos a lo último. Ahora en los mano a mano son para cualquiera y trataremos de llegar al último partido”, indicó. Sin embargo, reconoció que hubiese preferido no disputar la competencia: “Yo fui uno de los primeros en negarme a venir a la burbuja. Se hace muy difícil porque no hay tribunas, tampoco gente. Parece un entrenamiento. Cuesta pensar que es un partido oficial”.

Para finalizar, confesó su ilusión de volver a Racing, club que lo vio nacer futbolísticamente: “Tengo decidido volver al fútbol argentino. Uno salió de Racing y estaría encantado de poder terminarlo ahí. Si Racing me necesita, ahí estaré”, concluyó.