La salida de Rosario Central y llegada a River de Marcelo Larrondo fue una de las novelas de este libro de pases, que acumuló un nuevo capitulo. “Hay muchos jugadores de Central que salieron a hacer declaraciones y la verdad hay muchos que me mandan mensajes y se quieren venir para acá. Mejor no hablo porque si no los prendo fuego”, reflotó la polémica el mendocino.

En cuanto a su ida del cuadro Canalla, Larrondo recuerda que: “Fue un episodio muy feo. Salir de ahí fue una pena porque la gente me apreciaba mucho, me brindaba mucho cariño. Los dirigentes de Central dijeron muchas cosas que no fueron verdad, pero el tiempo dirá cómo fueron los acontecimientos”, expresó en una entrevista al Diario Olé.

Además, confesó que por momentos sintió temor: “Tuve miedo porque, si bien nunca recibí un apriete de la hinchada, si me mandaron mensajes y cosas que no eran lindas, tanto a mí como a mi mujer”, agregó.

Dejando atrás el mal momento que vivió en su salida de Arroyito, el jugador contó sus sensaciones luego del debut en el Monumental el pasado domingo, cuando River goleó por 4-1 a Banfield, y él entró en el segundo tiempo: “Lo disfruté mucho, traté de no dejarme llevar por la ansiedad, que a veces te juega en contra. Después de entrar ya me olvidé y traté de dar lo mejor para el equipo”,concluyó.