Lejos en el tiempo Ezequiel Muñoz apareció en la Primera del Xeneize para ganarse un lugar en el equipo. Sin embargo ya hace nueve años optó por probar suerte en Europa hasta decidir su retorno al país.

El oriundo de Pergamino acordó su continuidad en Lanús y se mostró feliz de volver: “Estoy agradecido de estar acá y empezar una nueva etapa en la Argentina”.

Luego de cuatro años en Palermo, un paso por Sampdoria que fue seguido por dos temporadas en Genoa, y posteriormente con el pase al Levante español, su casa desde 2017, Muñoz explicó los motivos de su salida.

“Tenía ganas de volver después del año que tuve, que no fue fácil por la pubalgia, que después me operé pero el entrenador no me dio posibilidades”, remarcó en TyC Sports.

Además reveló que ni bien conoció el ofrecimiento del Grana no tuvo que pensarlo dos veces: “Lanús fue el equipo que estuvo hablando con mi representante y cuando me lo dijo no lo dudé”. Por último el defensor admitió que desde Boca “no me llamaron”.