Maravilloso es el fútbol que desplega River y aún más cuando su cerebro y motor en la creación está encendido. Alguna vez Juan Román Riquelme, con todo lo que eso conlleva, catalogó a Ignacio Fernández como el mejor jugador del ámbito local, una realidad que se acentúa cada vez que el ex Gimnasia entra en acción con su zurda mágica. Lo cierto es que a sus 30 años jamás tuvo una experiencia en el exterior, por lo que en cada mercado de pases se lo menciona en la órbita de poderosos clubes de Sudamérica.

Tranquilo y consciente de la realidad que vive, él prefiere mantener los pies sobre la tierra. “No estoy salvado económicamente. Tengo muchas ganas de terminar la Libertadores, porque no me gustaría irme a mitad de camino. Pero no puedo asegurar nada: todas las ofertas que llegan, se analizan”, sentenció para despejar dudas.

Lógicamente, aunque todavía no se disputaron los Octavos de final del certamen, el ambiente futbolero coquetea con un nuevo Superclásico en la final y, consultado en 90 Minutos sobre la posibilidad, se sinceró: “Me gustaría, porque siempre los clásicos son lindos de jugar y en una final son más lindos todavía. Sería lindo volver a cruzarse porque también sería bueno para el fútbol argentino. Siempre está el morbo pero no va a ser una revancha porque lo de Madrid no se va a olvidar nunca”.

¿Hacia dónde apunta emigrar? “Soy realista, desde Europa buscan jugadores más jóvenes. Siete, ocho, nueve millones limpios pide River, sé que los mercados a donde puedo apuntar son Brasil, México o Estados Unidos. Yo no hice ninguna promesa ni Gallardo tampoco la necesita, con él se puede hablar de todo”, explicó cuando en el último periodo se lo vinculó a Inter de Porto Alegre y Atlético Mineiro, que no pudieron pagar su cláusula de rescisión de 10 millones de dólares. A partir de julio de 2021, bajará a 7.000.000 de acuerdo a lo firmado.