River comenzó el partido perdiendo 0-2, pero con tantos de Ignacio Fernández, Rafael Santos Borré e Ignacio Scocco, lo dio vuelta y terminó logrando el triunfo por 3-2. A pesar de la victoria, Marcelo Gallardo terminó con preocupación: Nacho Fernández terminó el encuentro con molestias físicas y encendió las alarmas de cara a la final de la Copa Argentina.

Luego del partido, el ex volante de Gimnasia y Esgrima La Plata afirmó: “Estoy bien. Terminé con una molestia e en aductor y vamos a ver”, manifestó en diálogo con TNT Sports. Sobre su futuro, señaló: “Tengo que charlar con mi familia y después veremos. Todavía no pensé”.

“Necesitábamos dejar atrás lo que pasó y en una cancha difícil. Pudimos conseguir un triunfo con dos goles abajo que no es fácil. Tenemos un grupo bárbaro y esto ayuda a salir rápido de los malos momentos. El equipo nunca se rindió y se lo dimos vuelta”, declaró el volante.