Más allá de lo futbolístico el clásico de barrio entre el Globo y el Ciclón dejó la polémica instalada entre el árbitro Fernando Espinoza y el presidente Alejandro Nadur, luego de que el primero manifestó haber recibido la visita de hasta 20 personas en su vestuario durante el entretiempo, entre ellos el dirigente.

“Me hicieron un acta de contravención que dice lo mismo. No entré al vestuario. El acta dice que estaba en el pre vestuario, pero nunca entré al vestuario del árbitro. Espinoza me dijo: “no me pegues”, y yo estaba con las manos atrás, yendo a calmar a nuestros jugadores. Ese fue el diálogo. Es una cosa de locos. No sé que interpreta por malos términos”, afirmó Nadur en diálogo con la prensa.

Desde el club de Parque Patricios niegan 20 se presentaran en el vestuario, como dijo el árbitro, y explicaron que solamente Nadur, Abel Poza -presidente del departamento de fútbol-, Fernando Moroni -secretario- y José Luis Impagliazzo -colaborador del club- estaban en la zona previa al ingreso.

“Pero la cuestión es que ganamos el clásico y tenemos que disfrutar. Sin embargo, el periodismo hace foco en lo qué pasó con el árbitro y no habla del triunfo de Huracán. Ganamos muy bien”, remarcó Nadur para finalizar su descargo.