Uno de los arqueros más emblemáticos que pasó por el fútbol argentino, y quizás el más resonante en la historia del club. Carlos Fernando Navarro Montoya es referente indiscutible para muchos que defienden los tres palos, no solo por su experiencia con los guantes sino también por el manejo que muestra fuera del campo de juego.

Dicho motivo llevó a Juan Román Riquelme a convocarlo como Director General de las Divisiones Juveniles e Infantiles desde la asunción de Jorge Amor Ameal. Pero tras nueve meses con la pandemia a cuestas, decidió renunciar.

El “Mono” sorprendió a propios y extraños, pero basó su postura en la imposibilidad de desarrollar sus tareas a la distancia ya que se encuentra radicado en España junto a su familia, lo cual lo privó de tener un desempeño más cercano sumado a la pandemia. Se encontraba trabajando en conjunto con otro ex jugador como Diego “Chiche” Soñora.