Semejante expectativa que había en la previa por el clásico rosarino entre Newells y Central quedó apenas en eso, porque dentro de la cancha los jugadores no respondieron acorde a lo que se esperaba e igualaron 0-0 en el Marcelo Bielsa.

Durante los primeros 45 minutos solo hubo una llegada clara al arco y fue con un cabezazo de Leal que tapó bien Ledesma. El resto fue un cúmulo de peleas, destrato a la pelota y lucha permanente, acaecido también por el incesante calor que hacía.

El complemento mostró una cara un poco mejor del Canalla, que llegó con más frecuencia al arco de Agurre, que se erigió como figura principal al tapar sendos remates de Allione, Herrera y Becker en los instantes finales.

Más allá de eso, el cero terminó calificando a ambos, aunque el conjunto de Bauza se fue algo más conforme.