El fútbol argentino no quedó ajeno a la situación del coronavirus y se detuvo. Con un futuro incierto de la COVID-19, el retorno de la pelota parecería estar lejos. “Si el fútbol se reinicia a fines de mayo o en junio, algo que puede pasar, el sentido común indica que tiene que terminarse la Copa de la Superliga y el próximo torneo sería con 24 equipos. Pero si se reanuda en agosto o septiembre, el panorama cambia radicalmente. Se va a acompañar lo que disponga el Gobierno. Tenemos un presidente que está haciendo las cosas muy bien y hay que creer en ellos”, declaró Nicolás Russo.

Ante la posibilidad del torneo de treinta equipos, el presidente de Lanús opinó: “Se arman ‘operetas’ para instalar temas por conveniencia para algunos con respecto a que en 2021 se podría jugar un torneo con 30 equipos en Primera División, si se eliminan los descensos en caso de que se demore varios meses la reanudación de la actividad”, advirtió Russo en declaraciones para Radio La Red.

“Si ahora repartir la plata de la televisión entre 24 clubes es un dilema imagínense lo que sería con 30. Salvo que se puedan generar otros recursos como intentó (Julio Humberto) Grondona antes de fallecer en 2014, con el ascenso de 10 equipos para hacer un torneo de 30 en 2015, con aportes de las apuestas online, que al final no se concretó”, continuó Russo.

Por último, habló sobre la difícil situación económica a raíz del coronavirus: “El jugador es lo más noble que tiene el fútbol por lo que llegado el caso necesario de renegociar los contratos no habría inconvenientes con nuestros profesionales”; y pidió que los socios “no dejen de pagar las cuotas para colaborar con el club. Hay que ser cautos, ir día a día. Es una situación en la que el mundo no encuentra solución”, cerró.