De cara al duelo frente al Decano, Edgardo Bauza seguirá sin poder contar con tres de sus futbolistas más importantes en el armado del equipo. Se trata de Matías Caruzzo, Diego Arismendi y, el referente, Marco Ruben. Ninguno de los tres pudo estar presente en el último compromiso frente a Colón (terminó en empate 1-1) y por ahora deberán esperar para poder volver a la nómina de convocados del Patón.

El centrodelantero sufre de una molestia en el isquiotibial, la cual lo dejó también afuera del último clásico, mientras que los otros dos padecen una lesión muscular grado II en el aductor derecho. La idea es que los tres  puedan recuperarse al 100% de sus condiciones físicas de cara al partido por semifinales de Copa Argentina frente a Temperley, el 18 de noviembre (durante fecha FIFA). El escenario elegido para dicho cotejo podría ser el Mario Alberto Kempes, el cual se utilizará dos días antes para el amistoso entre la Selección Argentina y la de México.