El contundente triunfo ante Aldosivi dejó a Boca muy cerca de otro título, el segundo en los últimos tres torneos, algo que podría hacer efectivo si vence a Olimpo el próximo miércoles. Pese a la inminencia de un nuevo festejo, Guillermo Barros Schelotto optó por la mesura tras la goleada en Mar del Plata.

“Nos falta ganar un partido más de estos dos que quedan. Todavía no logramos el objetivo”, expresó GBS. Sobre el partido ante el Aurinegro, anticipó: “Va a ser difícil, y si no llegamos a lograr el objetivo también va a ser difícil ante Unión”.