Independiente sigue en la lucha por la contratación de Lucas Romero y elevó su oferta a 2.500.000 dólares (500.000 más que en la primera) para obtener la mitad del pase del jugador de 25 años.

El cuadro de Avellaneda tiene entre sus planes aprovechar la deuda que Cruzeiro mantiene con ellos por el pase de Matías Pisano, de unos 600.000 dólares, para así abonar 1.900.000 por Romero.

El mayor obstáculo para esta transferencia es el acuerdo entre los brasileños y Vélez, donde hay una cláusula que obliga a Cruzeiro a comprar todo el pase o vender su 50 %. Independiente tratará de convencer al Fortín de poder negociar por la totalidad de la ficha.