Como cada vez que Rosario Central y Newell´s se enfrentan, la ciudad se convulsiona. Por eso, desde el Ministerio de Seguridad de Santa Fe planearon un numeroso operativo de seguridad que contará con 750 efectivos, repartidos dentro y en las inmediaciones del estadio como también en distintos puntos más alejados.

Este operativo se gestó en la reunión de la que participaron el ministro de Seguridad de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, y los vicepresidentes de ambos clubes, Cristian D’Amico (Newell´s) y Ricardo Carloni (Rosario Central)

Para evitar enfrentamientos en los distintos barrios de Rosario, de los 750 efectivos afectados, 550 estarán en el estadio y los otros 200 en distintos puntos estratégicos de la ciudad.