No son muchos los jugadores africanos que aterrizaron en el fútbol argentino. Apelando a la memoria, salen nombres con Tchami, Khumalo, Orode, por citar casos emblemáticos. A esta lista hay que sumar uno más, precisamente desde Nigeria.

El delantero Okikiola Afolabi, que estaba a prueba en Talleres, se convirtió en nuevo refuerzo del club de Barrio Jardín. El futbolista, de 22 años, fue el goleador de la última temporada de la liga de su país, jugando para el Sunshine Stars, e integró los seleccionados Sub 20 y Sub 23 del país africano. Durante la última pretemporada estuvo entrenándose en Racing, pero no satisfizo al cuerpo técnico.

Afolabi jugó unos minutos en el amistoso ante Racing de Córdoba y su rendimiento en las prácticas convenció al director técnico Frank Darío Kudelka, quien dio el visto bueno para incorporarlo al plantel.

El atacante nacido en la ciudad de Ibadan firmó contrato por un año con la institución, con opción de compra.