La gran excepción del último mercado de pases fue Lucas Alario, hombre clave que se puso la camiseta y fue el héroe de la definición de la Copa Libertadores. Además de haber sido el goleador de este semestre que está llegando a su fin, es una fija entre los habituales titulares del Marcelo Gallardo.

A raíz de ello, River inició los trámites para comprarle a Colón el 30% que restaba, cuyo plazo vence en junio. La cifra a desembolsar será de $ 1.300.000 para pasar a contar con el 60% de su ficha. Con inminentes ofertas del exterior, el Millonario quiere asegurarse un ingreso de magnitud.