Pablo Lavallén lleva tres partidos al frente de Colón. El entrenador asumió tras la renuncia de Julio Comesaña. A pesar del parate por Fecha FIFA, el Sabalero debió disputar un encuentro pendiente por la Superliga ante San Lorenzo.

El partido terminó igualado 1-1 en Santa y luego, Pablo Lavallén declaró: “Lo fuimos a buscar y por momentos mostramos algo del orden que queremos para el equipo. Ahora nos queda trabajar lo más que podamos dentro de lo que nos permita la exigencia de partidos y cerrar el torneo lo mejor posible”, analizó en conferencia de prensa.

Además, expresó: “Esto se resuelve justamente con trabajo. Estamos en un nuevo ciclo y recién en el torneo que viene se va a ver un equipo más coordinado. Claro que miramos la tabla de posiciones y lo que va a ser el campeonato que viene. Tenemos que ganar y lo sabemos. Pero entre la seguidilla de partidos tuvimos poco tiempo para trabajar”, sostuvo Lavallén.

Con respecto al poco tiempo de trabajo desde su llegada, el entrenador contó: “Después de Racing apenas tuvo dos días para trabajar. Tenemos apenas algunas prácticas livianas y algo más de fútbol seguido de regenerativos. Después de Aldosivi viajamos mucho, jugamos el martes y otra vez hicimos un trabajo regenerativo. Todo eso fue extenuante. Paramos un equipo frente a San Lorenzo, pero como para decir cómo había que moverse. No lo digo como una excusa, pero la falta de tiempo es clara y había que afrontarlo así”, resaltó.

Por último, reconoció: “Me quedo conforme con la actitud pese a que a veces se ve un partido descoordinado. Tuvimos ganas de pelearle el partido a un rival que fue superior, con más tenencia. Nos deja conformes, pero aspiramos a ser un equipo más generoso y necesitamos muchas horas de trabajo para eso”, finalizó.