La victoria en el Monumental del último domingo dejó una gran alegría, pero también bastante preocupación. Marcelo Gallardo debió apurar los tres cambios en un puñado de minutos, todos por lesiones. Juan Fernando Quintero, Enzo Pérez y Javier Pinola dejaron el campo de juego, pero adentro quedó otro jugador bastante maltrecho: Exequiel Palacios.

El joven volante recibió una dura patada en la zona de la rodilla por parte de Darío Cvitanich que lo hizo terminar el partido con mucho dolor. Cuando se creía que era un fuerte golpe que demandaría unos días de recuperación, resultó derivando en una lesión mucho más grave: fractura proximal de peroné derecho.

El Millonario ha recuperado su vuelo futbolístico, haciendo base en un mediocampo con mucho criterio y movilidad. Es por eso que las lesiones prolongadas de Palacios y Pérez serán un dolor de cabeza para el entrenador, que deberá reinvertarse nuevamente pensando en los objetivos que tiene por delante este semestre.

Exequiel Palacios estará fuera de las canchas entre 30 y 45 días, lo que hará que se pierda no sólo lo que queda de la Superliga Argentina, sino también los primeros encuentros correspondientes a la fase de grupos de la Copa Libertadores.