Boca atraviesa un periodo de cambios a partir de una nueva dirigencia. Sumado a la llegada de Jorge Amor Ameal como presidente, arribaron exfiguras del club de la Ribera como Juan Román Riquelme, Raúl Cascini, Jorge Bermúdez, entre otros. Justamente, en diciembre ha sonado el nombre de Martín Palermo para ser el sucesor de Gustavo Alfaro.

El “Titán” ya cuenta con varios clubes en su espalda como entrenador y en declaraciones con Sportia se refirió a la chance de estar al frente del Xeneize hace unas semanas: “Yo estaba en un momento muy decisivo en Pachuca. Tenía una cláusula de que se renovaba el contrato si clasificaba a la Liguilla. No entramos, quedamos novenos”.

Continuando con este tema, agregó: “En su momento me llamó Beraldi. Les dije que priorizaba mi situación en Pachuca y que cuando se definiera quién sería el presidente de Boca, tendríamos la posibilidad de juntarnos a charlar. Lo mismo hizo Gribaudo. Tengo una amistad con Juan Carlos Crespi. Sin exigencia y sin comprometerme a nada, avisé que priorizaba Pachuca”.

Las decisiones del fútbol ahora son tomadas por Juan Román Riquelme y ante un presunto llamado del ídolo para sumarse al club como DT, confesó: “Tendrá que salir de él o el que esté a cargo en Boca. Cuando pase, habrá una respuesta por parte mía. Por ahora, no analizo supuestos. Es un vicepresidente, es otro lugar el que ocupa. Es una persona muy inteligente. Habrá que dejarlo trabajar y ver qué resultados tiene”.