Luego de la partida de Gustavo Alfaro como entrenador de Boca, aparecieron varios nombres para ser el sucesor de “Lechuga”. Uno de ellos fue Martín Palermo, máximo goleador en la historia del Xeneize, y quien dirigió varios clubes en los últimos años, pero el cargo finalmente fue ocupado por Miguel Ángel Russo.

El ex delantero brindó una entrevista a Infobae y allí se refirió a este tema: “Veía muy lejana esa posibilidad. Nunca estuve entusiasmado. Ya sabía que tenía muy pocas chances de dirigir a Boca con este recambio dirigencial. Igual, como hago siempre, dejé que las cosas sucedan. Cuando me deba tocar, llegará. Sé que en algún momento voy a ser técnico de Boca”.

En la actualidad del club de la Ribera se encuentra una nueva dirigencia y ante la consulta de poder llegar al conjunto azul y oro en esta nueva etapa, respondió: “Eso dependerá de la conducción y de las necesidades que tenga Boca a futuro. Hoy por hoy, por suerte, tiene un buen presente y es el último campeón del fútbol argentino. Por el momento, yo debo pensar en otras opciones que puedan surgir”, sentenció.

Por último, cerró: “Quizás no se valora lo hecho en Godoy Cruz y en Arsenal. En los dos equipos tuvimos pasajes buenos. A lo mejor acá no hicimos grandes torneos, pero sí en Chile, con Unión Española, y también en México, donde a Pachuca de arranque lo metimos en una liguilla que hacía cuatro años no jugaba. Cambié mucho como técnico en todo este tiempo. Hubo una evolución y una maduración. Tendré que esperar otra posibilidad en el fútbol argentino para demostrar que ya no soy el Palermo de Godoy Cruz ni de Arsenal”, finalizó el exdelantero.