El Comité Ejecutivo de la Superliga contrató a dos empresas de software, una norteamericana y otra dependiente de la Universidad de Buenos Aires, para el armado del fixture del calendario 2018/19, con el objetivo de lograr la conformidad de la mayoría de los clubes.

“Las dos empresas son muy prestigiosas. Y la Superliga se quedó con la propuesta que mejor se ajustó a nuestras necesidades”, explicaron desde la dirigencia a Infobae.

El software trabajó en el proyecto, para que haya mayor igualdad entre los clubes, teniendo en cuenta cinco variantes:

  1. Los kilómetros que deben recorrer los equipos
  2. Los cruces en los caminos de las hinchadas
  3. Las localías de todos en el último torneo
  4. Los compromisos de cada uno en las copas internacionales
  5. Las fechas de alquiler de sus estadios

El fixture sería presentado antes del fin de semana, mientras que la Superliga se pondrá en marcha el próximo 10 de agosto. Dispondrá de 25 fechas, entre agosto y mayo, y cuatro descensos cuando termine cada temporada, como indicaba el plan original, para llegar al objetivo de 22 equipos en la Primera División.

En cuanto a la Copa de la Liga, se disputará entre abril y junio con la modalidad de eliminación directa, series de ida y vuelta, y ofrecería plazas para las copas internacionales, lo cual la haría más atractiva para los equipos.