Poco a poco el futuro de Pablo Pérez parece alejarse de Boca: ofertas de Brasil y de Estados Unidos, mientras su rendimiento no ha sido el mejor en la última temporada. En los próximos días su representante y Nicolás Burdisso, flamante Manager de la institución, se reunirán para alinear los detalles y sentenciar si el futuro, de quien ha sido uno de los máximos referentes de los últimos años, es o no en el equipo de la Rivera.

Boca pretende un millón y medio de dólares por el pase del volante, mientras que Santos le haría un contrato por tres años. Por su parte, Pablo Pérez se ausentó al entrenamiento de hoy por una molestia en el soleo. ¿Se va PP8?