Leonardo Pisculichi fue el primer refuerzo desde que Marcelo Gallardo asumió en River. A más de tres años de su salida del club, el volante habló sobre su decisión de marcharse del conjunto de Núñez. “Tomé la decisión rápido porque si lo pensaba un poco más no iba a irme”, comenzó el volante.

“El arrepentimiento de haberme ido de River está porque me encantaría seguir compitiendo y ganando cosas, pero también en ese momento necesitaba buscar continuidad. Hoy diría que no hay que irse nunca de ese club”, aseveró Pisculichi en diálogo con TNT Sports.

Sobre los planteles que conformó en el Millonario, destacó: “Con nuestros ex compañeros en River quedó una relación muy fuerte, era una bajada de línea también del cuerpo técnico de Gallardo. Siempre nosotros intentamos tener un manejo de mucho respeto para con la prensa y con los rivales también”.

Por último, fue consultado por la posible salida de Ignacio Scocco: “Lo único que le puedo decir es que en cualquier momento le va a tocar. Son decisiones propias irte de un club, pero es muy difícil irse de River. Creo que si Nacho Scocco se va no va a encontrar otro club de la magnitud de River. En algún momento te puede tocar porque River tiene mucha competencia, pero a veces en otros equipos cuesta encontrar esa motivación y exigencia que te brinda el club”, cerró.