Luego de conquistar la Copa Libertadores 2018, Ignacio Scocco y Enzo Pérez tenían una cuenta pendiente. Ambos jugadores habían prometido, en caso de obtener el certamen internacional, visitar a la Comunidad Myba Guaraní, ubicado en la Provincia de Misiones.

En medio de sus vacaciones, Pérez y Scocco viajaron a Puerto Iguazú para visitar a los chicos de la comunidad. Entre las actividades, jugaron un picado informal en la cancha polideportiva que construyeron en el lugar, visitaron la escuela local, participaron de un ritual en el templo y conocieron toda la cultura del lugar.

La relación entre los jugadores y los chicos misioneros comenzó en la quinta edición de la Cena Solidaria de la Fundación River, que se llevó a cabo en el 2018. “Lo que nos trajo acá fue las ganas de conocer dónde viven ellos y por suerte, se nos dio la Copa, y la posibilidad de venir a compartir un rato con los chicos”, expresó el delantero del Millonario.