A los 34 años de edad una oportunidad interesante se le presenta al Pulgita, quien tras hacerse un nombre en Atlético Tucumán se decantó por un paso a Colón que ahora podría abrirle las puertas al fútbol mexicano.

No obstante el interés personal del delantero podría chocar con los del Sabalero, ya que Pablo Lavallén cree vital su presencia en el equipo al que arribó en el último mercado de pases a cambio de 400 mil dólares.

Hasta el momento desde Monterrey dialogaron con Walter Rodríguez, hermano y representante del futbolista, para interiorizarse en la situación de la Pulgita, cuya salida luce compleja por el interés de Lavallén en una temporada donde el rojinegro deberá sumar para no sufrir con los promedios.