El fútbol argentino no tiene fecha de retorno debido al COVID-19, pero la mayoría de los jugadores se entrenan en sus hogares para mantener el estado físico. Lucas Pusineri, entrenador de Independiente, contó que está en contacto con el plantel: “Desde casa estoy monitoreando todo por teleconferencia”, manifestó.

Respecto del retorno del fútbol, expresó: “Cuando decidan el regreso del fútbol habrá que realizar una mini pretemporada para que los jugadores se vuelvan a juntar. Más allá de los entrenamientos individuales es necesario hacer trabajos grupales para rendir en la alta competencia”, indicó en diálogo con Estirpe Roja.

Desde su llegada a Independiente, Pusineri dirigió once partidos, de los cuales cosechó cuatro victorias, cinco derrotas y dos empates. “Es verdad que nadie se atrevía a agarrar este Independiente. Pero para mí ha sido un desafío enorme que desde un principio me motivó mucho “, apuntó.

Consultado por el COVID-19, el entrenador opinó: “Hay que tratar de que no suceda acá lo que pasó en Italia y España. Debemos cuidar entre todos a nuestros padres y abuelos. El espíritu de los argentinos sale a florecer en estas situaciones límite. La gente es solidaria y en este país somos muy compañeros del prójimo. Es un momento que marca un antes y un después y tenemos que tomar conciencia de lo que pasará en el mundo. Necesitamos a los médicos, imagínense si hoy hiciesen un cese de actividades. Hay que llamarse a la reflexión y dejar de lado las cosas superfluas”, resaltó.

Por último, habló sobre su relación con Jorge Burruchaga, nuevo manager del Rojo: “Le estoy acercando diagnósticos de los jugadores nacidos de las Inferiores y del rendimiento de los demás para ponerlo al tanto de todo. Intentaremos poner a Independiente donde merece estar”, cerró.