Caliente fue el final del partido entre Racing y Boca, con la bronca de Eduardo Coudet y Guillermo Barros Schelotto sobre el árbitro Darío Herrera, que al término del juego informó al Mellizo por sus reiteradas protestas.

“¿Qué tengo que hacer para que dirijas bien a Boca?”, fue una de las frases que le espetó GBS al referí luego del 2-2 en Avellaneda. Justamente, la queja del entrenador Xeneize era por los goles de la Academia, que pensaba que habían sido en offside.

Habrá que ver en qué repercute el informe de Herrera y qué tan duro será, como para vislumbrar algún tipo de sanción a futuro para Guillermo.