A once días de la definición de la Copa Libertadores, en Lima, Perú, en River prenden velas para llegar con todos los futbolistas en condiciones para la gran final. Este martes el terror se sembró en el seno del equipo cuando Juan Fernando Quintero debió abandonar la práctica matutina de este martes en Ezeiza.

Un inconveniente muscular en el sóleo lo separó del ensayo dirigido por Marcelo Gallardo, a un mes de retornar a las canchas tras sufrir la rotura ligamentaria en la rodilla izquierda. Sin embargo por la tarde el volante cafetero, de 26 años de edad, se presentó en la clínica Rossi para realizarse el chequeo médico y al ingresar se mostró confiado: “No pasa nada, no tengo nada”, afirmó.

Y mientras se espera una confirmación oficial se espera que Juanfer quede marginado del duelo por la semifinal de la Copa Argentina ante Estudiantes de Caseros, el próximo jueves en Córdoba.