En el debut de Diego Maradona como entrenador de Gimnasia, y su vuelta al fútbol argentino tras 24 años, Racing le amargó el inicio y lo derrotó al conjunto de La Plata por 2-1, por la sexta fecha de la Superliga.

Gimnasia siempre mostró ganas, energía e ímpetu. Pero eso le jugó en contra, ya que no siempre supo resolver las acciones. En el momento en que hacía figura a Arias (genial el arquero ante un tiro libre de Ayala y un cabezazo de Morales), del otro lado Martín Arias se equivocó, se le escapó la pelota ante un manso impacto de cabeza de Pulpo González y Racing se puso 1-0 en 36′.

En el complemento, consiguió el empate a los siete gracias a Matías García, pero Maradona no llegó a tener un minuto de paz que en la jugada siguiente Zaracho volvió a poner en ventaja a la Academia.

El resto del partido se cayó por decantación: Gimnasia volcado en ataque a buscar el empate, aun sin muchas luces, con un Maradona que movió fichas en el banco de suplentes, y un Racing abocado a contraatacar (estuvo cerca con Barbona y Pillud).

Diego deberá trabajar mucho en lo futbolístico. Con este resultado, el Lobo sigue complicado en la zona de los promedios, con solo un punto en seis fechas, mientras que Racing acumuló su segundo triunfo seguido y quedó con nueve unidades.